INFORMACIÓN TURÍSTICA

RUTAS

      Vamos a partir desde Potes para llegar a Ojedo e iniciar la ruta que atravesando los municipios de Cabezón de Liébana y de Pesaguero, nos conduce hasta el puerto de Piedras Luengas.

      El primer pueblo que encontramos es Frama, a orillas del río Bullón, con importante historia ya que en las cercanías del barrio de Lubayo, aún se conocen los restos del antiguo monasterio de Santa María, que dominaba el valle. Merece la pena visitar la iglesia parroquial, construida en el año 1.766, según reza una inscripción en el frontal de la espadaña y que conserva una puerta de entrada románica de arco algo apuntado, con arquivoltas de medio punto.

      A poco de salir de Frama, una desviación a la izquierda nos lleva al antiguo valle de Valdeaniezo, a las faldas de Peña Sagra y compuesto por los pueblos de Cambarco, Luriezo, Cahecho y, Aniezo. Cambarco, está al comienzo del valle y se encuentra bastante diseminado, pero merece la pena recorrer sus callejas y contemplar la arquitectura popular de sus edificios. Llegamos a Luriezo, en el que lo más significativo es una estela cántabro-romana de forma circular, tallada en piedra arenisca, que se encuentra en el portal de la iglesia parroquial. Nos acercamos a Cahecho, denominado “el balcón de Liébana”, debido a la maravillosa panorámica que desde el pueblo se contempla, pudiendo realizar un pequeño recorrido a pie hasta el Collado de Taba, para completar la visita con una nueva panorámica, esta vez, del valle de Cillorigo y el macizo Oriental de Picos de Europa.

      Aniezo, con su barrio de Somaniezo es el final del valle. De Aniezo, dice la tradición oral, que allí nació Beato de Liébana. Podemos recorrer las calles y conocer el puente romano, el viejo molino y la pisa, o batán, que aprovechaba el agua del riachuelo para mover los mazos e infurcir los tejidos que llegaban desde el telar de Cabezón de Liébana. Aniezo, es el pueblo de la “Santuca” , patrona de Liébana, que se encuentra en su santuario de Peña Sagra, al cual se accede por una bella pista de montaña, desde el barrio de Somaniezo y que todos los años, el día 2 de mayo, es llevada en andas por los fieles devotos y recorre de madrugada los pueblos del valle hasta el monasterio de Santo Toribio, regresando al atardecer, en una procesión que presume de ser la más larga en recorrido de España.

      Volvemos a la carretera general que nos conduce a Piedras Luengas y, dejamos atrás a orillas del Bullón, el barrio de Cabariezo, para llegar a Cabezón de Liébana, capitalidad del municipio, que conserva, en el cementerio, la que fuera puerta y capilla mayor de la antigua iglesia parroquial. Llegamos aTorices, donde hubo dos monasterios, San Marín y Santa Cristina y una iglesia, en cuyo interior hay interesantes retablos y tallas populares y una magnífica pila bautismal.

      Antes de llegar a Puente Asnil, una carretera a la derecha de la ruta a Piedras Luengas, nos conduce a Piasca, donde se encuentra la Iglesia románica de Santa María, visita obligada.

      El concejo de Piasca, estaba compuesto por dos parroquias, una de ellas la formaba Piasca, Ubriezo, Aceñaba y la Casilla; la otra por Tabarniego, Los Cos y Yebas. Podemos realizar una visita a dichos conjuntos rurales para conocer más a fondo la arquitectura popular y contemplar muchos de los aperos de labranza que han dejado de utilizarse y que se encuentran retirados en los rincones más insospechados.

      El último recorrido por el Valle de Cabezón de Liébana antes de entrar en el de Pesaguero, lo vamos a realizar pasando al antiguo de Valderrodíes, en él y por este orden encontramos los siguientes pueblos: Perrozo, con seis barrios y donde desde el siglo XI se documenta el monasterio de Santa María. Junto a la puerta de entrada a la iglesia del pueblo se conservan dos olivos de gran antigüedad; Torices y San Andres, donde destacan las viejas casonas y varios escudos de bella talla y por último, Buyezo y Lamedo, poblaciones famosas por ser sus habitantes grandes artesanos de la madera , en especial, en la fabricación de albarcas y grandes cazadores de los osos que antaño poblaron sus montes.


Webmaster sat @ e-magnetron.com

Copyright © 2017 e-MAGNETRÓN